Pan blanco – El de toda la vida

pan blanco

El pan blanco se elabora con harina de trigo refinada, la harina refinada es aquella a la que previamente se le ha retirado el salvado y a menudo el germen también.

El pan blanco y su mala fama

A menudo se critica al pan blanco por tener menos nutrientes que otros panes. El aporte nutricional del pan blanco es más bajo al retirar de la preparación el germen de trigo, desaparecen también alguna vitaminas.

El pan blanco comercial tiene poca fibra cuando lo comparamos con el pan que tiene salvado, entre otras cosas, esta característica no ayuda precisamente a un buen tránsito intestinal. Os dejamos aquí la receta de pan blanco.

 

Receta

IngredientesCantidades
Harina de trigo250 g
Agua150 ml
levadura seca5 g
Sal1/2 cucharadita
  1. En una superficie limpia ponemos la harina con la sal y hacemos un hueco en el centro.

  2. Calentamos un poco el agua, cuando este tibia añadimos la levadura seca con una pizca de azúcar y dejamos reposar durante 15 minutos para activarla.

  3. Vertemos la mezcla con la levadura en el hueco que hemos dejado en el centro de la harina y formamos una masa. Amasamos durante unos 20 minutos hasta que la masa no este pegajosa y quede suave al tacto y se estire fácilmente.

  4. Dejamos reposar la masa sobre una superficie untada con aceite, cubrimos con un paño húmedo y dejamos en un sitio cálido durante unas 3 horas o hasta que doble su volumen.

  5. Transcurrido este tiempo, volvemos a amasar durante 5 minutos.

  6. Formamos los panes de la forma deseada y hacemos una cruz en el centro, los ponemos en una bandeja enharinada. Precalentamos el horno a 200 C durante 15 minutos, en el momento de introducir la bandeja bajamos la temperatura a 190 C y horneamos durante 20 minutos.

  7. Por último dejamos enfriar los panes y ya están listos para comer.