Brioche – Esponjoso y riquísimo

briocheEl Brioche o brioche pan es uno de los productos estrella de la bollería francesa. También llamado, bollo de leche, suizo o pan de yema, está hecho con una masa especial, masa brioche, que contiene harina, huevos, levadura, mantequilla, azúcar y leche.

Tiene una textura muy suave y es sumamente esponjoso y exquisito. En las diferentes zonas de Francia se elaboran de forma diferente. Por ejemplo en Honfleur es famosa su elaboración “Mousseline”, en Le Avre, “el Nanterre”, en Bracieux, un elaboración rellena de ciruelas, en Angouléme “brioche vendéenne”, tres tiras haciendo una trenza… etc.

Hay una cantidad ingente de variedades de esta masa por todo el mundo, de ella parten las elaboraciones del Roscón de Reyes, el Panetone, el Kugelhopf alsaciano, los panes de pascua, las medias noches, los donut y berlinas (fritas).

El Brioche original lleva mantequilla

La receta original lleva mantequilla orgánica, pero también hay variantes que utilizan Aceite de Oliva.

Receta

IngredientesCantidades
Harina de fuerza250 g
Mantequilla de buena calidad sin sal175 g
Huevos medianos3
Azúcar15 g
Levadura Seca3 g
Leche tibia1 cucharada
Sal8 g
  1. Se puede usar batidora con un gancho de amasar, y también se puede hacer a mano en un bol.
  2. Ponemos en el bol la harina, el azúcar, la sal y ponemos también en funcionamiento la batidora.
  3. Vamos añadiendo los huevos de uno en uno, mejor si los batimos previamente, y finalmente la levadura disuelta en la cucharada de leche.
  4. Trabajamos la masa durante unos 10 minutos o hasta que quede lisa y elástica.
  5. Añadimos la mantequilla en pomada y seguimos batiendo (o amasando a mano) hasta que se mezcle todo. La masa debe quedar brillante, lisa y elástica.
  6. La dejamos en un bol aceitado y tapado con un film transparente hasta que doble su volumen. Dependerá de la temperatura, pero calcula que a 25º – 30º tardará unas 2 horas.
  7. Pasado este tiempo, ponemos la masa en la mesa y la desgasificamos y amasamos ligeramente.
  8. Volvemos a meter la masa en el bol y la tapamos con film transparente y la metemos en el frigorífico y la dejamos toda la noche.
  9. Untamos un molde de los de flan o uno redondo de unos 15 cm con mantequilla.
  10. Separamos una bolita de masa del tamaño de una pelota de ping pong. El resto de la masa la boleamos y la metemos en el bol.
  11. Hacemos un pequeño agujero con el dedo en la parte superior de la masa. Posteriormente boleamos la pelota de ping pong y la ponemos en el agujero pequeño que acabamos de hacer.
  12. Pintamos con huevo batido y la dejamos reposar tapada con un paño húmedo hasta que doble su volumen.
  13. Precalentamos el horno, con la rejilla en la mitad, a 180º.
  14. Cuando la masa haya doblado su volumen, volvemos a pintar con huevo y la metemos al horno. Para saber si está hecho, cuando este dorado, meter una aguja… si sale limpia, ya está.
  15. Lo sacamos del horno, desmoldamos y lo ponemos en una rejilla para que se enfríe. ¡A comer!.